La esperanza está en Perú

Revisión a fecha de 01:55 28 ago 2015; Rana (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar


Jorge ICCC.jpeg


Por Jorge David Chapas | Agosto 26, 2015


Mientras en Guatemala los acontecimientos recientes agravan la ya severa crisis nacional y no se avizora una salida decente a semejante panorama, en la playas de Lima, Perú, sopla un aire fresco: un partido político cuya filosofía y programa se presenta como una esperanza para todo el continente. Incluso para todos aquellos que anhelamos ser felices, vivir en paz y tener prosperidad.


Perú Nuevo es el nombre de aquel partido político. Un movimiento ciudadano liderado por Claudio Zolla, un hombre que tuve el gusto de conocer personalmente en 2012, mientras me encontraba en Lima, a propósito del Congreso Forestal Latinoamericano. En aquellos días cursaba en línea un seminario sobre Liberalismo Clásico, el cual dictaba el profesor Alberto Mansueti y se transmitía desde el Centro de Liberalismo Clásico ubicado también Perú. No fue difícil para mí escapar de aquel evento colectivista, en el que escuchaba absurdos tales como ¡Cuba es un “modelo” para el sector forestal latinoamericano! Tuve pues la posibilidad de asistir personalmente a los seminarios del profesor Mansueti, conocerle y compartir sala con Zolla y con los ahora fundadores de Perú Nuevo.


Hoy, Zolla y su equipo, se presentan verdaderamente como una esperanza para América Latina. Han constituido legalmente Perú Nuevo y su campaña apunta a ganar las elecciones en 2016. Proponen un programa político claro y concreto: el de las 5 Reformas (5R). Este programa es realmente un programa latinoamericano, con algún eco ya en Bolivia, Paraguay, Venezuela y ¡Cuba! Las 5 Reformas consiste en un programa basado en los tres principios del liberalismo clásico, a saber: el Gobierno Limitado, Mercados Libres y Propiedad Privada. Estos elementos se recogen en 5 reformas políticas concretas que responden a la realidad actual latinoamericana.


La primer reforma, o Reforma Política, responde al principio de Gobierno Limitado y consiste básicamente en poner al gobierno en su lugar. A cargo de sus tres funciones propias: la seguridad, la justicia y algunas obras públicas de infraestructura física, en un sistema de genuino federalismo y bajo un esquema democrático-liberal o representativo, es decir, elecciones realmente libres, donde los partidos políticos verdaderamente compitan y donde el sistema de justicia sea realmente independiente.


La segunda reforma, o Reforma Económica, responde al principio de Mercados Libres y consiste en liberalizar y privatizar para la gente, expandiendo las empresas y los negocios, aumentando así las oportunidades y la productividad, la riqueza, el empleo, el bienestar material y los ingresos reales de la gente. Con dinero de verdad y crédito real, basado en el ahorro.


La tercera, cuarta y quinta reforma, o Reformas Sociales, responden al principio de Propiedad Privada y consisten en devolver a la gente la posibilidad de “elegir” la educación, la salud y su futuro (ahorro y pensiones). En educación, se propone entregar, mediante transferencia en “dación de pago”, todos los centros educativos estatales a los maestros y directores, para que sean Dueños. En salud, de igual forma, entregarle a los doctores y enfermeras, mediante transferencia en “dación de pago”, los centros de salud estatales, para que sean Dueños. Y los ahorros y pensiones, de igual forma entregar el seguro social a los empleados y trabajadores para que sean Dueños. Mientras el sistema logra alcanzar estabilidad de mercado, el programa de las 5 Reformas propone apoyar a los más pobres con bonos que les permitirá “elegir libremente” la educación, la salud y seguro social, sólo hasta que dejen de serlo. Mientras ello ocurre, el programa de las 5R establece que todo aquel que esté adscrito al sistema de bonos (de elección libre) no le estará permitido votar, logrando así que estas Reformas no sean los típicos programas clientelares.


Mientras llega el gran momento de la campaña electoral, Zolla y sus colegas se han lanzado al público con iniciativas interesantes, por audaces y radicales. La primera ha sido eliminar la SUNAT (o el ente recaudador de impuestos)…nada mal para refrendar su principio de gobierno limitado. Y la última, una ambiental: derogar el artículo 66 de la Constitución peruana, el cual otorga la propiedad del subsuelo al Estado, y devolverle con ello a los peruanos el subsuelo y sus riquezas. Además de estas iniciativas, Perú Nuevo ha propuesto eliminar el Banco Central, privatizar las cárceles y convertir al Perú en la primera potencia mundial sobre la base de un capitalismo para todos.


La esperanza está en Perú. Al menos mientras el caos se apodera de nuestro país e iniciativas como la del Partido Liberal de Guatemala (PLG) y proReforma se abren paso. Serenidad y sensatez en estos tiempos.



Jorge David Chapas es guatemalteco y empresario forestal. Fundador y CEO de Rana. Miembro del CEES, del PERC y del Heartland Institute.