Impacto del sector industrial

Revisión a fecha de 14:09 7 may 2016; Rana (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar


El pasado 28 de abril (2016), el diario La Hora publicó una nota titulada: Cuestionan impacto del sector industrial sobre el medio ambiente. A Jorge Chapas se le envío la nota y se le pidió sus comentarios. Te los compartimos aquí, en negrillas




El Colectivo Madre Selva, junto con la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG) y la Coordinación de ONG y Cooperativas de Guatemala (Congcoop) presentaron el Informe alternativo “La falta de transparencia ante la Industria Extractiva en Guatemala”, en el cual señalan que el Estado privilegia a las clases empresariales, ya que otorga concesiones y permisos operativos que dañan el ecosistema. Ojalá instancias como la ODHAG escucharan a org. como Rana y no a otras que tienen una posición anti-empresa. Por otro lado, el Estado ciertamente privilegia, pero no solo a las clases empresariales...qué de los programas de fertilizantes a los campesinos que también hacen gran daño al ambiente y mantienen un modelo agrícola, qué de los programas sociales, qué de tanto ministerio inútil y de tanto fondo social. Considero que cuando hablemos de "privilegios" debemos ser claros y justos.

José Cruz, del Colectivo Madre Selva, explicó que los ministerios de Energía y Minas (MEM), Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y de Agricultura (MAGA), facilitan los proyectos de minería, petróleo, hidroeléctricas y cultivos agroindustriales, sin considerar su impacto ambiental. Es posible claro, aunque no tengo las evidencias como para asegurarlo. Pero sí...este modelo de regalías induce a la búsqueda de rentas, al cabildeo político, al soborno y a todos esos vicios. El sistema de propiedad privada terminaría en gran medida con ello, insisto.

“El Gobierno de Guatemala impulsa un modelo extractivista que pretende convertir al país en un proveedor de materias primas para la industria global y derivado de ello se afecta principalmente al recurso hídrico”, indicó. El modelo impulsa más bien un modelo "colectivista" y "estatista", es decir, un modelo que, bajo la premisa de que todos los recursos naturales son públicos, induce a la maximización de aprovechamiento, a la ineficiencia técnica y a la irracionalidad en el uso de los recursos por parte de todos, incluyendo también pequeños campesinos y medianos propietarios. Y también definitivamente un modelo "mercantilista" que otorga privilegios a todos.

El entrevistado reiteró la “irresponsabilidad y contradicción de la estructura institucional del Estado en referencia a la Industria Extractiva”. Claro, debemos transitar de un sistema de regalías (cual tiempos de la Corona y el Rey) a un sistema de propiedad privada, donde la decisión final la tome el dueño y donde él mismo asuma la responsabilidad sobre sus actos.

En ese sentido, expresó que el MEM facilita y prioriza este tema, mientras que el MARN, que es encargado de proteger el ambiente y los recursos naturales, posee una herramienta débil, incompleta y la mayoría de veces “de manera fraudulenta”. Las dos entidades debiesen de desaperecer y concretamente, convertirse en Comisiones Transitorias que, durante 4 años y solo con el 20% de su presupuesto actual, devuelvan todas sus "responsabilidades" a los ciudadanos. Desreglamentar y eliminar burocracia conviene mucho al país para que haya más actividad económica y más dinero en el bolsillo de los guatemaltecos.

El experto destacó que los resultados desembocan en impactos ambientales y sociales, lo que a su vez provoca represión y persecución de quienes defienden los derechos de las comunidades. Claro, todo ello es propio bajo un sistema en el que todos se visualizan como enemigos. La propiedad privada definida, defendible y divisible supone intercambios pacíficos y voluntarios, ¡no hay coerción ni privilegios!

Asimismo, Cruz informó que se han iniciado varios procesos legales en contra de estas industrias haciendo énfasis en el amparo provisional que recientemente se otorgó a los comunitarios en el río Cahabón. Tiempo perdido...debieran estar escuchándonos y evaluando nuestra propuesta, la cual es de fondo: cambiar a un sistema de claros derechos de propiedad.

DEMANDAS

Dentro de las demandas de la ODHAG, el colectivo en mención y Congcoop destaca la revisión profunda del modelo de desarrollo actual que impulsa el Estado. Seguro...es el sistema el que está mal, por perverso. El tema es: ¿qué modelo quiere la ODHAG, el colectivo en mención y la Congcoop? Me decanto por pensar que en uno igual o peor...en donde los pobres NO tengan poder de decisión y elección sobre sus bienes.

La Hora intentó comunicarse con Alfredo Gálvez, Director de la Gremial de Industrias Extractivas, pero indicó que en ese momento no le era posible atender la llamada. Lástima que los medios tradicionales no contactan a org. como Rana...es el mainstream ya conocido.



Los comentarios son responsabilidad de Jorge Chapas y de Rana.