Conflictos sociales

Revisión a fecha de 01:13 24 jul 2015; Rana (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

Foto Edwin.jpg


Por Edwin Zarco (Perú) | Artículo publicado originalmente en Looking el 01 de julio de 2015


En el tiempo que vengo laborando en el campo de la evaluación de impacto ambiental he tenido la oportunidad de establecer un contacto directo con representantes de gobiernos locales, dirigentes, representantes de organizaciones de base, directivos de instituciones locales, presidentes de frentes de defensa, gobernadores, etc.

Esta experiencia de campo, me ha permitido llegar a la conclusión que la causa de los actuales conflictos sociales no tiene su origen en los posibles impactos ambientales, sino por lo contrario, tiene su origen en un aspecto netamente político, o mejor dicho, en el interés político de ciertos dirigentes que quieren aprovechar el contexto para recobrar el poder que tenían en aquellas épocas ochenteras, donde el socialismo, la izquierda extrema, el sindicalismo y el terrorismo se movían en su máximo esplendor.

Como dice el sociólogo Ulrich Beck en su Libro la Sociedad del Riesgo “Los problemas del medio ambiente no son problemas del entorno, sino (en su génesis y en sus consecuencias) problemas sociales, problemas del ser humano, de su historia, de su ordenamiento económico, cultural y político…A finales del siglo XX hay que decir que la naturaleza es sociedad, que la sociedad es (también) naturaleza. Quién hoy sigue hablando de la naturaleza como no sociedad habla con las categorías de otro siglo, las cuales ya no captan nuestra realidad”.

En ese sentido, no podemos prevenir los conflictos socioambientales desde una mirada netamente ambiental, si bien, muchos de los líderes defienden el agua, los bosques o los mares; la razón de fondo no tiene que ver con un tema netamente sobre el cuidado de la naturaleza, sino por lo contrario, el tema de la protección del medio ambiente es solo una consigna o pretexto que utilizan ciertos líderes socialistas para recuperar su presencia y poder político. Para ellos el hecho de infundir miedo a sus bases sociales, influir en sus alumnos universitarios o pueblo en general, es la estrategia ideal para ganar adeptos políticos. Ellos son conscientes que los conflictos socioambientales constituye el mejor campo para sembrar y hacer germinar sus ideas socialistas.

Estos líderes vienen utilizando toda su experiencia política: escriben en periódicos locales, en los cuales no importa la redacción o la veracidad de los datos, sino solo importa, transmitir un mensaje sensacionalista y claro para el lector de a pie, difunden ideas anti inversión dentro de sus bases sociales, tienen cátedras universitarias con contenido socialista y anticapitalista. En conclusión se mueven donde la política muestra sus frutos, ahí donde están las bases sociales, ahí donde está el pueblo, quién al final decide a que persona llevar al poder.

Ante esta realidad, y como liberal me pregunto: ¿Qué pueden hacer los ciudadanos o los defensores de la libertad para abordar esta situación? Mi respuesta la resumo en tres tareas concretas:

Se debe abordar la prevención de conflictos socioambientales desde una mirada política, eso quiere decir, que los ciudadanos y funcionarios comprometidos con esta tarea, deben realizar un análisis sociopolítico que identifique a los actores involucrados, sus respectivos intereses políticos y sus verdaderas relaciones de poder con otros actores. Eso se logra con un proceso de investigación que implica analizar nuestra realidad local, ir ahí al campo con nuestro arsenal teórico y experiencia para encontrar la verdad.

Una vez efectuado este diagnóstico, se debe realizar un trabajo informativo, de difusión y concientización en las bases sociales, sobre todo en aquellas bases que guardan relación con los líderes identificados como posibles generadores de conflicto. No debemos olvidar que la única forma de combatir la ideas socialistas, es en base a la difusión de la ideas de la libertad, en ese sentido, los defensores de la libertad debemos difundir las ideas ahí donde se encuentran las bases sociales, ahí donde está el ciudadano de a pie, que lamentablemente viene siendo contaminado por ideas conflictivas y violentas

Finalmente es necesario que los librepensadores influyan en la política económica, ya sea a través de ocupar cargos públicos o publicar investigaciones reveladoras que fomenten acciones concretas de inversión económica y fortalecimiento institucional en los ámbitos locales. La gente debe sentir que tiene la libertad para crear empresa y verificar que sus instituciones son respetables, debe palpar el avance en infraestructura, educación y salud, así como el emprendimiento, en fin, debe sentir, que el desarrollo del capitalismo trae prosperidad a sus pueblos.



Edwin Zarco es peruano, fundador del Centro de Investigación Looking y miembro del staff de expertos de Rana.