Sobre el desvío de ríos

Saltar a: navegación, buscar


Ante los hechos sucedidos en los ríos Madre Vieja y Achiguate, Rana hace saber a la opinión pública:

  1. Que el Artículo 121 inciso b) de la Constitución Política de la República establece como Bienes del Estado "los ríos navegables y sus riberas". Siendo estos recursos naturales considerados bienes comunes es económicamente razonable que los usuarios de los mismos, es decir, los gobiernos locales, las comunidades, los turistas y los empresarios, tiendan a maximizar su aprovechamiento, generando lo que en economía se conoce como la Tragedia de los Comunes.
  2. La tragedia ocurre precisamente cuando se advierte el agotamiento y el deterioro del recurso, provocado por el sobreconsumo del recurso natural, en este caso del río Madre Vieja y Achiguate. Lo que es tenido en común es generalmente de acceso abierto (principio de no exclusividad). Se maneja como si fuese inagotable, aunque en realidad es un bien rival, porque el consumo por unos usuarios va en detrimento de otros usos potenciales. Los actores no toman en cuenta la tasa de rentabilidad, calidad o cantidad del recurso porque enfrentan el incentivo de aprovechar el bien en el corto plazo, aún y cuando sean capaces de prever las consecuencias futuras del actuar de la colectividad.
  3. En virtud de lo anterior, Rana reitera su postura respecto a un problema de índole económico. Los efectos ecológicos que puedan derivar de él son sólo el resultado de tal arreglo o sistema de propiedad colectiva.
  4. Rana recomienda soluciones pacíficas que respeten plenamente el derecho a la vida, la propiedad y la libertad de todos los involucrados. Recurrir a la violencia no soluciona la problemática.
  5. En aras de evitar un mayor agotamiento y deterioro de estos afluentes, y otros que en el futuro cercano surgirán de no ponerse en marcha soluciones diferentes, Rana recomienda analizar la posibilidad de establecer claros derechos de propiedad, haciendo que estos sean Definidos, Defendibles y Divisibles (principio de las 3D). Solamente de esta manera existirán los incentivos correctos para no sólo cuidar los ríos mencionados, sino multiplicar su caudal y biodiversidad.
  6. Rana demanda a las instancias responsables de la investigación y de aplicación de justicia, la imparcialidad, diligencia y probidad a la cual todo ciudadano tiene derecho, de tal manera que ninguno de los involucrados salga como el único responsable y acusado, pues bajo las condiciones actuales de administración de dichos recursos naturales, insistimos, los hechos observados son el resultados de acciones económicamente razonables de todos los involucrados.
  7. A los medios de comunicación, Rana los invita a informar la verdad, completa e imparcial. A no crear tensión ni cizaña entre los involucrados, a no tomar en cuenta únicamente la opinión de aquellos que les interesa justamente este ambiente de polarización y conflicto.


Guatemala | Febrero 22, 2016



Rana es un organización privada e independiente cuya misión es contribuir al análisis de los problemas ambientales y ofrecer soluciones alternativas a las vigentes. Se reserva el derecho de emitir opinión, sobre la cual a su vez asume toda responsabilidad.