La Internacional Verde tiene su "consultor"

Saltar a: navegación, buscar


Martin Carotti.jpg

Por Martín Carotti | Julio 1, 2014


Las ONGs antidesarrollo promueven y alimentan conflictos, movilizando a la gente por medio de slogans sencillos y pegadizos, instalándolos a fuerza de repetición como mitos: “agua o minería”... “millones de litros por día”... “malbec o cianuro”... “la minería contamina”... “se llevan todo y no dejan nada”... etc. Slogans ausentes de fundamento técnico alguno, y es lógico que así sea, ya lo aclara el mismo MANUAL ANTIMINERO (Protegiendo a su Comunidad Contra las Empresas Mineras y Otras Industrias Extractivas - Guía para Promotores/Activistas Comunitarios – Carlos Zorrilla): "ésta es una lucha política y usted no puede confiarse solamente en argumentos técnicos".

Sin embargo, de vez en cuando algún barniz técnico tienen que poner en sus campañas publicitarias. Para eso, la INTERNACIONAL VERDE contrata asesores que, poniendo en juego su prestigio profesional, dan una aparente seriedad al discurso antiminero. Y el asesor es siempre el mismo: Robert Moran.

ROBERT MORAN: El consultor de la INTERNACIONAL VERDE

Moran tiene el triste honor de ser uno de los responsables de la MINERÍA ILEGAL en Tambogrande (Perú). El MANUAL ANTIMINERO menciona como “éxito” el de Tambogrande, donde el activismo logró expulsar a la minería LEGAL, abriendo la puerta a la ILEGAL, la que llegó poco tiempo después con su secuela de desastres ambientales y sociales. Como no podía ser de otro modo, el conflicto fue alimentado por ONGs “ambientalistas” del primer mundo, llevando al consultor Robert Moran en el 2001, quien realizó el informe “An Alternative Look at a Proposed Mine In Tambogrande, Perú”, encargado por OXFAM, ONG de notorio activismo en América Latina, Mineral Policy Center y Environmental Mining Council of British Columbia.

MORAN: Dando letra a la antiminería en toda nuestra América

Robert Moran lleva más de una década de activismo antiminero, y recorre nuestra América colaborando con ONGs como OXFAM en Tambogrande, o Pax Christi, que lo llevó a Ibagué (Colombia) al menos en el 2010 y en 2013, para oponerse a La Colosa. Hasta ha opinado sobre el proyecto minero en Esquel (Argentina), donde elaboró un informe financiado por Greenpeace y Mineral Policy Center, actual EARTHWORKS.

Moran ha estado en Cajamarca (Perú), donde en escasos días realizó un “peritaje exprés” del EIA del proyecto Conga, sobre el que Antonio Brack, educador, ecologista, escritor e investigador peruano, ex Ministro del Ambiente del Perú ha hecho una interesante crítica y la misma empresa responde extensamente. Brack señala, aparte del evidente prejuicio y precariedad científica del “peritaje exprés”, que Moran no ha podido leer las decenas de miles de páginas del EIA porque no conoce el idioma español, llegando Moran incluso a criticar que el EIA no haya sido escrito en inglés, pasando por alto que el idioma oficial del Perú es el español y el EIA es un documento público.

También en Guatemala opinó sobre el EIA de la mina Marlin, tarea “solicitada, apoyada y financiada” por la ONG guatemalteca Madre Selva, utilizando fondos de HIVOS (Instituto Humanístico para la Cooperación con los Países en Desarrollo, Holanda), IBIS, una ONG danesa, la Federación Mundial de la Iglesia Luterana, AIN (Ayuda de la Iglesia Noruega) y la Asociación Danesa para el Desarrollo Internacional.

Y así comenzó la violencia antiminera en Guatemala: “Marlin ha sido fuente de inspiración para otras comunidades que rechazan la minería en la región y en el país”, según el Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina.

MORAN: ¿Promotor del diálogo?... NO, de la violencia...

En mayo del 2014 fue protagonista de los bloqueos de la mina El Tambor, ubicada en La Puya (San José del Golfo, Guatemala), dando letra a los hechos de violencia, que dejaron un saldo de 15 policías y 11 activistas heridos.

Y no sólo en América, su asesoramiento se derrama en estudios por todo el planeta, en Europa, África y Asia Central, siempre listo a recibir el financiamiento de las ONGs del primer mundo. Siempre listo a dar letra a los conflictos, siempre alimentando la violencia.

MORAN: ¿Habla alguna vez de MINERÍA ILEGAL?... NO

Le da letra a los que dicen “defender el medio ambiente”, pero parece no acordarse de la existencia de MINERÍA ILEGAL, ni asesora a ninguna ONG que se dedique a denunciarla, combatirla o mitigar sus efectos. Oponerse a la MINERÍA ILEGAL no debe ser buen negocio ni satisfacer cierto apetito revolucionario tardío. MORAN, alimentando los mitos...

Basta con leer algún reportaje a Moran para comprender cómo se alimentan esos mitos que los ambientalistas repiten hasta el cansancio, infundiendo temor y movilizando a la gente contra la minería. En un reportaje reciente, Moran habla de la minería en general y como muestra, del uso del cianuro en particular:

“El cianuro es un compuesto químico que se adhiere casi a cualquier otro compuesto, definitivamente a cualquier metal, y se usa en todo el mundo para combinarlo con oro y plata y con todos otros los metales comunes que se encuentran en la roca, y es la forma para separar el oro y la plata de los otros metales. Pero la química de eso es extremadamente complicada. El cianuro se usaba, y se usa todavía, en la ejecución de reos en las prisiones. El cianuro también se utilizaba en los campos de concentración en Alemania y en Polonia. Es decir, es el compuesto químico usado para ejecutar a las personas. Cuando se usa en una mina, cambia su forma, pero aún algunas de las formas en que se descompone, de alguna manera, son tóxicas para animales y peces. Por tanto, en este caso, no es solo de la salud humana que debemos preocuparnos.” Medias verdades, una sutil forma de engañar sin mentir.

Una explicación muy poco profesional, que infunde pánico en el normal de la gente, que no tiene por qué saber que la minería del oro no es la única actividad industrial que usa sales de cianuro. Sólo cerca del 10% de las sales de cianuro se emplean en la minería mundial de oro, unos 600 yacimientos, la mayoría de ellos en países desarrollados. El 90% restante se usa en la elaboración de muchos productos de nuestra vida cotidiana, como en la industria del vino y hasta en la sal común de mesa como antiaglutinante. Las sales de cianuro son un insumo industrial que se usa bajo estrictas y sencillas normas de seguridad en la industria minera y más aún en la no minera en todo el mundo.

Moran lo sabe, pero elije dejar de lado su conocimiento y responsabilidad profesional para alimentar el mito, infundiendo temor a la gente y dando letra a los activistas antidesarrollo. Ese es su trabajo, por eso le pagan.

MORAN ha encontrado un buen nicho de mercado

Si, un buen negocio, dar asesoramiento a las ONGs del primer mundo, la “Internacional Verde”, brindando “opinión técnica” alimentando los conflictos. Una buena manera de posicionarse en el durísimo y lucrativo mercado del peritaje legal en litigios ambientales, y hasta abriendo la puerta a prácticas extorsivas.

Un buen negocio para MORAN, lástima que impedir la minería LEGAL libera el camino a la MINERÍA ILEGAL, con sus catástrofes ambientales y sociales.

Un buen negocio para MORAN, que alimenta conflictos, divide a las comunidades y fomenta la violencia, con heridos y hasta muertos.

Hay que tener estómago para hacer semejante negocio, Moran puede...



Martín Carotti es argentino, especialista en la industria minera. Fuente: Martín Carotti